Fase folicular

Fase folicular – La antesala de la ovulación

+ de 80 000 femmes
ont adopté la culotte menstruelle Herloop.
Et vous ?

Vous faire vivre plus sereinement vos règles c’est notre mission chez Herloop ! Pour cela, nous développons des culottes menstruelles à la fois saines, confortables et efficaces. De quoi rester soi-même 365 jours par an.

Sommaire

La regla es mucho más que un par de días de sangrado. Aunque no solemos pensar en ello, la realidad es que detrás del periodo hay una fluctuación hormonal completa.

Cada fase del ciclo tiene su importancia: la ovulación, interludio o fase ovulatoria se encarga de liberar un óvulo maduro; la fase lútea de los preparativos para un embarazo viable -o, en su defecto, del periodo- y la fase folicular de poner los ovarios a trabajar.

Esta etapa tan maleable del ciclo menstrual será la protagonista del artículo de hoy. Conoce la fase folicular a profundidad con Loop y familiarízate con los cambios que se producen en tu cuerpo.

¿Qué es la fase folicular?

La fase folicular o estrogénica ocurre a la par de la menstruación (comienzo del ciclo menstrual). Por lo general, se lleva la primera mitad del ciclo, culminando justo antes de la liberación del óvulo maduro.

Como su nombre lo indica, la fase estrogénica es la encargada de despertar a los folículos para que el desarrollo de los óvulos transcurra sin problemas.

¿Sabías que… uno de los óvulos que se desarrolla durante la fase folicular será el que tu cuerpo libere durante la ovulación?

¿Qué día comienza la fase folicular?

La fase folicular comienza con la llegada de la regla, aunque -técnicamente- la producción acelerada de estrógenos no ocurrirá sino hasta unos 4 o 5 días después del primer día de manchado. ¿Cuándo termina la fase folicular? Justo antes de la liberación del óvulo maduro, durante algo que conocemos como interludio menstrual, ovulación o fase ovulatoria.

¿Cuánto dura la fase folicular?

La fase preovulatoria es la más maleable de todas. ¿Qué quiere decir esto? Que, a diferencia de las demás, es bastante flexible. Generalmente, se lleva 12 o 14 días contados a partir del primer día del ciclo menstrual (la llegada de la regla).

¿Esto siempre es así? No. Para ser sinceras, es común que la producción de estrógenos se retrase -en ciertos escenarios- haciendo que la fase folicular dure tanto como 20 o 22 días.

Para que te hagas una idea, un estudio publicado en 2019 arrojó, después de estudiar 600 000 ciclos menstruales, que la fase folicular realmente tiene una duración promedio de 17 días. Como ves, estos 12-14 días a los que se refieren muchos autores -la primera mitad del ciclo- son tan solo una aproximación, no la regla.

¿Qué ocurre durante la fase folicular?

La fase folicular comprende varios cambios en el organismo:

  1. La expulsión de flujo menstrual -sangre, el óvulo del ciclo pasado, tejidos viejos y el recubrimiento del endometrio- a través del cuello uterino: menstruación. Siéntete mucho más cómoda en esta etapa del mes con nuestras bragas menstruales Loop.
  2. La proliferación, desarrollo y maduración de los óvulos o, lo que sería lo mismo, la preparación del cuerpo para la ovulación. Tus niveles de estrógeno y progesterona se elevarán en esta etapa.
  3. El crecimiento y engrosamiento de las paredes del endometrio para un posible embarazo. El tejido endometrial formará parte de la regla en caso de no haber fecundación.

Este conjunto de cambios ha llevado a los expertos a dividir la fase folicular en dos partes: una etapa secretora (expulsión de la regla) y una etapa proliferativa (estimulación de los folículos y preparación del útero para recibir a un óvulo fecundado). ¿Tienes dudas? ¡No te preocupes! Vamos a adentrarnos en este proceso en detalle.

La fase folicular y la menstruación

La fase folicular comienza el día en que baja la regla y es una señal clara de que no se produjo una implantación embrionaria en el ciclo pasado. La duración de la menstruación dependerá de muchos factores, pero en términos generales, se llevará unos 3-7 días.

Durante esos 3-7 días del periodo, los niveles de estrógeno en el cuerpo serán realmente bajos; algo que cambiará a lo largo del ciclo. Cuando la regla finalice, el cerebro ordenará la producción de varias hormonas para estimular el desarrollo de un óvulo.

La fase folicular y la FSH

¿Alguna vez te has preguntado de dónde vienen los óvulos? Verás: cada una de nosotras nace con unos 500 000 folículos ováricos, unos pequeños saquitos que permanecen inactivos durante la mayor parte de nuestras vidas. Las hormonas que se secretan en la fase folicular activarán 25 o 35 folículos por ciclo. Es justamente en estos saquitos donde los óvulos se desarrollarán al máximo.

Cuando termine la regla, la hipófisis -una pequeña glándula que regula varias hormonas del organismo- ordenará que el cuerpo produzca FSH (hormona foliculoestimulante) para despertar a cada folículo. Los folículos activados por la FSH comenzarán a crecer, sobresaliendo de los demás (que seguirán dormidos).

A estos folículos -escogidos por la naturaleza, por así decirlo- se les conoce como cohorte folicular. De ahí saldrá el óvulo maduro en la fase ovulatoria.

La fase folicular y la preovulación

Cuando la cohorte folicular sobresalga de los demás folículos y llegue a la superficie del ovario, el cuerpo liberará estradiol para bloquear la función de la FSH y así parar la producción de óvulos. Sin la hormona foliculoestimulante, los folículos dejarán de crecer y solo uno de ellos absorberá los restos de la FSH en el organismo.

Es justamente este folículo -científicamente conocido como folículo de Graaf– el que liberará al óvulo maduro. ¿Qué sucederá con los demás folículos de la cohorte? Pues, al no tener una misión, se degenerarán paulatinamente.

¿Sabías que… cuando el folículo de Graaf se abra y libere al óvulo maduro se convertirá en una glándula temporal? Esta glándula improvisada se conoce como cuerpo lúteo y será la responsable de la producción de los picos de progesterona en tu cuerpo.

La fase folicular y el estrógeno

Mientras la cohorte folicular se encarga de la ovulación, el cuerpo ordenará el incremento de los niveles de estrógeno. Esta será la señal que necesita el organismo para engrosar el revestimiento del endometrio -preparar el útero para la fijación de un óvulo fecundado- y producir el moco cervical.

La función del moco cervical es bastante simple: facilitar el viaje de los espermatozoides por el cuello uterino. No obstante, también se puede usar como una pista para calcular la mitad del ciclo menstrual (y así anticiparse a la llegada de la regla).

¿Nuestro consejo de Loop? Cuando veas el moco cervical en tu braguita, cuenta unos 12-15 días y saca tu tanga Paris. Así, estarás lista para darle la bienvenida a la regla.

¿Sabías que… el engrosamiento del endometrio se produce porque el cuerpo lúteo comienza a segregar un montón de estrógeno y progesterona? Si la implantación ocurre, el cuerpo lúteo trabajará hasta el segundo o tercer mes del embarazo. En ese momento, le pasará la antorcha a la placenta, que será la encargada de continuar con la producción de hormonas. ¿Qué ocurre si el embarazo no se produce? En ese caso, el cuerpo lúteo se degenerará y será expulsado con el flujo menstrual.

La fase folicular y la ovulación

La fase folicular culmina con la ovulación. Hasta este punto, esta larga -pero necesaria- etapa habrá cumplido su misión: preparar el cuerpo para un posible embarazo o, en su defecto, para los días rojos del mes.

¿Qué sucede después de la fase folicular?

La respuesta corta -como habrás adivinado- es la ovulación, pero vamos a profundizar un poco más en esta respuesta. El final de la fase estrogénica o folicular marca la liberación del óvulo maduro y la transformación del cuerpo lúteo en una glándula temporal. En otras palabras, después de la ovulación -que dura tan solo unas horas- comenzará la fase lútea, conocida también como progesterogénica.

¿Puedo quedar embarazada en la fase folicular?

Sí. De hecho, puedes quedar embarazada en cualquier momento del ciclo menstrual. No obstante, las probabilidades son mucho más altas durante la ovulación. Como los espermatozoides pueden vivir varias horas dentro del cuerpo femenino, debes calcular que tu período de fertilidad comienza en los últimos 5 días de la fase folicular.

Recuerda. Ovular en dos fechas distintas del mes es más común de lo que se piensa. Es por ello que podrías quedar embarazada en cualquier momento del ciclo menstrual (siempre que tengas relaciones sexuales sin protección).

¿Cómo saber si estoy en la fase folicular? – Las señales frecuentes

La forma más fácil de saber si ya entraste en la fase folicular es estar atenta al calendario menstrual. Como ya sabrás, el primer día del ciclo (la llegada de la regla) marca el inicio de la fase folicular. Ahora bien, dejando el periodo de lado, hay otras señales que podrías notar durante la fase estrogénica:

  • Es normal que en la primera semana te sientas un poco cansada. La expulsión de la regla causa un ligero desequilibrio en los niveles de hierro. La fatiga, la hinchazón y la sensibilidad también es común en estos primeros días. Pero, ¡no te desanimes! Puedes ayudar a tu cuerpo a producir endorfinas y recuperar energías practicando un deporte suave, como el yoga. Aumentar el consumo de frutas y verduras también te beneficiará.
  • 1-2 días antes de que la regla finalice, verás que tu estado físico y de ánimo comienza a cambiar. Tendrás un subidón de energía, te sentirás mucho más optimista y la hinchazón desaparecerá. ¿La razón? La producción de hormonas ya estará en marcha y esto tendrá un impacto positivo en tu organismo.
  • Un par de días antes de que la fase folicular llegue a su fin, tu flujo vaginal se transformará. Se volverá más acuoso, más elástico y transparente, ¡como la clara de huevo! ¿Lo has visto en tu braguita? Pues, esto, más que un flujo, es el moco cervical que suele aparecer entre la fase folicular y la ovulación.
  • ¿Te ves radiante? ¿Tus mejillas están sonrosadas? ¿Notas que tu cutis está más hidratado de lo normal? ¡Estás en la segunda mitad de la fase folicular! El pico de estrógenos en el cuerpo hará que tu piel y tu melena se vean sanas, brillantes y llenas de vida. Así que, si crees estar más guapa, ¡quizás estés en lo cierto!

Causas que alargan la duración de la fase folicular

¿Recuerdas que dijimos que la fase folicular es la más cambiante del ciclo? Volvamos a este tema. Hay varias causas que podrían estar detrás de una fase folicular prolongada, pero ¡no te asustes! La mayoría de ellas son inofensivas:

  • Ciclos irregulares. Si no eres tan regular como te gustaría, entonces tu fase folicular es más corta en algunos ciclos y más larga en otros. Tener ciclos irregulares es algo común. Habla con tu médico de cabecera para encontrar la causa y regular la regla.
  • Estrés, estrés y más estrés. El estrés físico y emocional causa estragos en el cuerpo (y la fase folicular no es precisamente inmune a él). Si estás en un estado de alerta constante, es probable que tu cuerpo no sea tan eficiente en la producción de hormonas. Justamente, esto es lo que retrasará la llegada de la ovulación.
  • Cambios abruptos en la rutina. Irte de vacaciones al otro lado del mundo, cambiar de zona horaria varias veces en un mismo mes, bajar o subir abruptamente de peso o comenzar a entrenar más de la cuenta puede prolongar la duración de la fase folicular. Trata de no exigirte demasiado y de no llevar tu organismo al límite. En un par de meses, ¡todo debería volver a la normalidad!

Fase folicular – ¿Cuándo acudir al ginecólogo?

La prolongación de la fase folicular puede ser normal, pero también podría ser un indicio de algo más, como un desorden endocrinológico, algún fármaco que inhiba la ovulación, el síndrome de ovarios poliquísticos, la endometriosis o una infección vaginal. Incluso la anemia y los trastornos alimentarios (anorexia, bulimia, entre otros) podrían retrasar la fase ovulatoria o producir un período de anovulación.

Si tienes varias faltas en el año (amenorrea), cólicos intensos o reglas demasiado abundantes, ¡anota tus síntomas y visita al ginecólogo! Él te ayudará a encontrar la causa y a regular tus ciclos.

Sur le même sujet
Laisser un commentaire

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.