¿Qué es la ovulación y cómo se siente ovular? | Loop

No esperes más para descubrir la nueva colección deportiva 💙

Descubre ya la nueva colección deportiva 💙

Gooo >

Ovulación: ¿Qué es, cuándo ocurre y cuáles son sus síntomas?

El fin principal del ciclo menstrual y del aparato sexual reproductivo es la ovulación. Pero, ¿qué se siente ovular? ¿Qué es exactamente la ovulación? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Cómo se relaciona la ovulación con el embarazo? Si todas estas preguntas están flotando en tu cabeza, ¡enhorabuena! Hoy te decimos todo lo que debes saber sobre la ovulación.

¿Qué es la ovulación?

La ovulación no es más que la liberación de un óvulo que deberá emprender un viaje desde el ovario hasta las trompas de Falopio. Pero retrocedamos un poco para comprenderlo mejor.

El ciclo menstrual se compone de tres fases principales (y hasta cuatro, según algunos autores). ¿Lo que tienen en común? Su comienzo o final está relacionado con la liberación de ese óvulo:

  • Durante la fase folicular (y justo después de la regla), el cuerpo se prepara para liberar un óvulo fértil. Para ello, estimula el crecimiento de los folículos (unos pequeños saquitos localizados en los ovarios). Cada folículo tiene un óvulo, pero para poder cumplir con su misión y liberarlo, primero debe desarrollarse al máximo. Como dato curioso, el crecimiento de los folículos coincide con la producción de estrógenos.
  • Entre la fase folicular y durante la fase ovulatoria (que es la que nos interesa) las gonadotropinas trabajan a toda máquina para producir dos hormonas: la hormona foliculoestimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH). Una se encarga de la producción de óvulos, mientras que la otra ordena su liberación (y también la segregación de testosterona).
  • La fase ovulatoria tiene una duración de 16-32 horas y comienza justo después de la concentración de las hormonas FSH y LH. Justo en ese momento, el folículo se abre liberando un óvulo maduro que viajará desde el ovario hasta las trompas de Falopio. Durante esta fase, los niveles de estrógeno llegan al pico máximo y el cuerpo ordena el incremento de la producción de progesterona.
  • ¿Qué pasa con el folículo después de liberar el óvulo? Un folículo roto solo tiene una misión: cerrarse y formar parte del cuerpo lúteo (que será muy importante para la siguiente fase, en especial si hay un embarazo). Mientras tanto, el útero se prepara para una posible concepción haciéndose más mullidito (o en jerga científica, engrosando sus paredes).
  • Ya en esta etapa del ciclo menstrual, el óvulo está preparado para ser fertilizado (y así será por hasta 24 horas después de su liberación). Si ocurre la fertilización, el cuerpo lúteo empezará a crecer y a segregar las hormonas que se necesitan para un embarazo viable. Si la fecundación no ocurre, el cuerpo lúteo se degenerará, bajarán los niveles de progesterona y estrógeno, y comenzará el proceso de descamación que dará lugar a la regla.

¿Sabías que… el flujo menstrual es una mezcla de los restos del engrosamiento del útero y que también contiene parte del cuerpo lúteo, el óvulo no fecundado y sangre residual?

¿Qué es la ovulación?

¿Cuál es la función de la ovulación?

El cuerpo femenino ovula durante sus años de fertilidad para permitir un posible embarazo. Aproximadamente en la mitad de cada ciclo -con contadas excepciones- se liberará un óvulo que esperará ser fecundado.

Si la fertilización ocurre, el óvulo fecundado se implantará en el útero y comenzará su desarrollo. Si la fertilización no ocurre, el óvulo se desintegrará para ser expulsado a través de la menstruación.

Es importante destacar que el desarrollo de un óvulo comienza mucho antes de cualquier fase menstrual. De hecho, ¡ni siquiera ocurre al inicio del último ciclo!

Lo cierto es que cada óvulo tardará unos 6 ciclos menstruales (175-180 días) en estar completamente preparado para convertirse en el protagonista de un ciclo menstrual.

¿Sabías que… el cuerpo femenino nace con un montón de óvulos inmaduros? Estos óvulos, cada uno en sus saquitos, esperan su turno para madurar y ser fecundados.

¿Cuándo se ovula? Comprendiendo el calendario femenino

Comprendiendo el calendario femenino

Por lo general, la ovulación ocurre entre el día 13 y 15 de un ciclo menstrual de 28 días, pero esto es solo un cálculo aproximado. Algunos elementos podrían retrasar o adelantar la ovulación, como el síndrome de ovarios poliquísticos, la anorexia, la bulimia, trastornos endocrinos, la lactancia, la diabetes, el hipotiroidismo, la anemia, el insomnio, etc. Incluso factores externos, como el estrés y el jet lag, podrían afectar la maduración y liberación de un óvulo.

Además, no todos los ciclos tienen la misma duración. Algunas mujeres tienen ciclos menstruales cortos (de 21-24 días) y otras mucho más largos (de hasta 35 días). Es por ello que los expertos recomiendan usar otros métodos para confirmar la ovulación, como, por ejemplo:

Hacerle un seguimiento al ciclo menstrual

Mientras más conozcas tu ciclo menstrual -duración, síntomas, entre otros elementos- más oportunidades tendrás de calcular con certeza tus días de fertilidad.

Tomar la temperatura basal cada mañana

Es decir, la temperatura en reposo. Factores como la temperatura se ven afectados por la producción de hormonas.

Durante la fase folicular, la temperatura basal es más baja. Una vez que la ovulación comienza, se incrementa ligeramente (entre 0,3 °C y 0,6 °C). ¿Por qué? La respuesta es simple: es una reacción del cuerpo ante un posible embarazo (y una consecuencia del aumento de progesterona en esta fase del ciclo).

Nota. La temperatura basal por sí sola no es un indicador de la ovulación, pero ayuda a que las predicciones sean más precisas. Para obtener mejores resultados, realiza la medición al despertarte y lleva un diario con los datos.

Tomar la temperatura basal cada mañana

Echarle un vistazo al moco cervical

Uno de los síntomas de la ovulación -o, mejor dicho, señales- es el cambio del flujo vaginal y el moco cervical, los encargados de proteger al semen del pH interno y facilitarles el viaje a los espermatozoides. Cuando una mujer está en un día muy fértil, el moco cervical parece una clara de huevo: es transparente, elástico y resbaladizo.

Hacer una prueba de ovulación

Las pruebas de ovulación se parecen mucho a un test de embarazo casero. ¿Qué miden y cómo saben cuándo estás ovulando? Pues, tienen un reactivo que reacciona ante la presencia de la hormona luteinizante (de la que hablamos hace un momento).

Si estás intentando quedar embarazada y quieres llevar un registro más exacto, puedes usar un test de ovulación digital, ya que almacena la data de varios ciclos menstruales.

Prestar atención a los síntomas de la ovulación

Aunque todavía no hemos hablado de esto -lo haremos en un momento- una clave que podría ayudarte a determinar cuándo estás ovulando es prestar atención a los síntomas. Algunas mujeres sienten un ligero dolor en uno de los lados del abdomen o un extra de sensibilidad en las mamas.

Dato curioso. Es difícil predecir cuándo se ovula porque la fase folicular es flexible. ¿Qué quiere decir esto? Que puede ser más corta en un ciclo menstrual y más larga en otro. Tal y como sospechas, esto afecta el comienzo de la ovulación.

Ovulación: síntomas. ¿Qué señales emite tu cuerpo?

Antes de comenzar, queremos decirte algo importante: no todas las mujeres experimentan los síntomas de la ovulación. ¿La razón? Las personas tenemos diferentes niveles de sensibilidad ante los cambios que ocurren en nuestro cuerpo.

Dicho esto, hay algunas señales que emite el organismo para hacerte saber que estás ovulando. Si notas una o varias de ellas cerca de la mitad de tu ciclo, es posible que estés entrando en el período de fertilidad:

  • Sensibilidad olfativa. ¿Hay algunos días del mes en que pareciera que tu olfato se hubiera desarrollado de repente? ¡Tranquila! No se trata de superpoderes. Varias mujeres sienten lo mismo que tú durante la ovulación.
  • Dolor en la ovulación. Por lo general, el dolor en la ovulación aparece en el abdomen bajo, mayormente, en el lado derecho. ¿Cómo se siente? Pues, es muy parecido a los cólicos menstruales. Sin embargo, hay mujeres que lo describen como algo más agudo. Este dolor puede durar desde un par de horas hasta un par de días.
  • Cambio del moco cervical. Si tu flujo -que contiene moco cervical- deja de ser blanco y húmedo para adquirir la consistencia de una clara de huevo, ¡puede que estés en tus días fértiles!
  • Sensibilidad en las mamas. Varias mujeres notan que sus senos se hinchan ligeramente y que son un poco más sensibles de lo normal. ¡Esto es un signo de ovulación!
  • Aumento del deseo sexual. La naturaleza es sabia y por eso nos envía señales. Una de ellas es el incremento de la libido durante la ovulación. ¿Traducción? Tendrás más ganas de tener sexo en estos días del mes.
  • Sangrado en la ovulación. Lo que comúnmente se conoce como manchado entre reglas. No ocurre siempre. De hecho, solo le sucede a 5 de cada 100 mujeres en edad fértil. A diferencia de la menstruación, el sangrado en la ovulación o spotting es muy leve -similar a un goteo- y no viene acompañado de dolor.

¿Por qué ocurre el spotting? El manchado entre reglas puede ser común en la menarquia, durante desórdenes hormonales o incluso en el embarazo (sangrado de implantación). ¿Por qué aparece como signo de la ovulación? Normalmente, porque el cuerpo sigue produciendo estrógenos sin que haya un óvulo fecundado.

Consejo de Loop. La mejor forma de protegerte durante el sangrado entre reglas es con una braga menstrual de baja absorción, como nuestra tanga London. ¡Anímate a conocerla!

¿Cuánto dura la ovulación?

La ovulación es realmente rápida, al menos si se le compara con las distintas fases que componen el ciclo menstrual. Si bien no podemos medir el tiempo que tarda el organismo en liberar un óvulo maduro y su viaje hasta las trompas de Falopio, sabemos que ocurre dentro de las 12-24 horas después de que la hormona luteinizante aumenta de forma repentina. Es por ello que se estima que el óvulo puede ser fecundado en un día específico del calendario.

¿La ovulación coincide con el período de fertilidad?

Sí y no. Los días que preceden y le siguen a la ovulación es lo que llamamos período fértil. Si bien cada mujer tiene su propio reloj biológico y ritmo del ciclo, este suele situarse entre el día 10 y el día 18 de un ciclo menstrual de 28 días.

¿Todas las mujeres ovulan?

De hecho, no. En algunos casos, puede ser normal -un ciclo sin ovulación por el cambio de estación, estrés, hacer mucho ejercicio o modificaciones drásticas en la dieta- y en otros, una señal de que hay algo más, como un desequilibrio hormonal.

La anovulación -no ovulación- puede producir retrasos menstruales, amenorrea (falta de la menstruación), ciclos irregulares (9 reglas o menos a lo largo de un año) o cambios en el flujo menstrual (periodos más ligeros o abundantes)

Otra cosa que también puede ocurrir es ovular más de una vez en un mismo ciclo menstrual. Un estudio publicado en Fertility and Sterility arrojó que el 10 % de sus participantes produjo dos óvulos en un mismo mes.

Nota. Tener una ovulación irregular es normal durante la menarquia, después de un embarazo, en plena lactancia o antes en la perimenopausia (el período que antecede a la menopausia).

¿Cómo regular la ovulación de forma natural?

Lo primero que debes hacer si tienes amenorrea, ciclos irregulares o retrasos de más de 1-2 semanas es acudir al ginecólogo para que realice una evaluación exhaustiva y encuentre el origen. Si el problema es la ovulación -y siempre que el especialista lo considere pertinente- te recetará medicamentos hormonales para regular el ciclo.

Mientras tanto, hay algunos cambios naturales que puedes hacer por ti misma para regular la ovulación, como:

  • Mantener un peso estable. La anovulación suele relacionarse con problemas hormonales, como el hipotiroidismo, la diabetes y la resistencia a la insulina. La parte buena es que mantener un peso saludable reduce la intensidad de los síntomas de estas afecciones.
  • Renunciar a los malos hábitos. Como fumar cigarrillos o tomar alcohol en exceso. También es recomendable decirle adiós al sedentarismo y ejercitarse al menos tres veces por semana.
  • Descansar apropiadamente. Y no solo hablamos del sueño (recuerda que debes dormir entre 7 y 9 horas), sino también de la manera en que usas tu tiempo libre. Intenta desconectarte y dejar el estrés de lado, trabajar solo en horario laboral y practicar esas actividades que tanto disfrutas.
  • Llevar una dieta saludable, rica en proteínas, vegetales, frutas y nutrientes de todo tipo. Trata de evitar las bebidas azucaradas, las frituras y los alimentos procesados.

Ahora que ya sabes qué es la ovulación y cuáles son sus síntomas, conoces más sobre tu ciclo menstrual y la regla. ¿Quieres saber algo más? ¡Visita nuestro blog! En Loop siempre hablamos sobre la menstruación, las hormonas femeninas y el ciclo.

Tu opinión nos importa ¡déjanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Estamos a tu disposición

¿Una pregunta sobre nuestros productos? ¿Una sugerencia? Contacta con nosotros, estamos aquí para ayudarte.

Envío rápido*

Envío gratis a España a partir de 30€. Encuentra toda la información en nuestra página ENVÍOS
*Salvo información especial en los productos

Devoluciones gratuitas

¿Problemas con la talla de tu braga? ¿Algún error con tu pedido? ¡No te preocupes! aquí estamos para encontrar una solución

Pago rápido y seguro

Haz tu pedido sin preocuparte, todos los pagos e informaciones de esta web son seguros.

Newsletter
un BONUS : -10%
Síguenos

Suscríbete a nuestra newsletter. Recibirás nuestras noticias, recomendaciones y mensajes de amor + un BONUS : -10% en tu primer pedido.

¡Registrado! Mira tus correos electrónicos ...;)