¿Cómo es el cuerpo posparto? ¡Descúbrelo con Loop!

No esperes más para descubrir la nueva colección deportiva 💙

Descubre ya la nueva colección deportiva 💙

Gooo >

Cambios en el cuerpo después del parto: ¿qué esperar?

Tener un bebé, además de una alegría para los padres, involucra una transformación constante antes, durante y después del parto. Podría decirse entonces que el embarazo es un hermoso viaje que, lejos de durar unos 9 meses, se alargará hasta la finalización del puerperio.

Quizás el cambio más evidente sea la reducción de medidas a nivel abdominal, pero es importante que sepas que no es el único. ¿Cuáles son los cambios en el cuerpo después del embarazo y cómo reconocerlos? Te lo contamos en Loop.

Cuerpo posparto: cambios en el cuerpo después del embarazo

¿Te has preguntado qué cambios ocurren en el cuerpo después del parto? ¡No eres la única! Muchas madres, especialmente las primerizas, buscan información sobre la transformación que sufrirá su organismo desde la fecundación del óvulo hasta la vuelta a la normalidad del útero.

El cuerpo posparto no es un misterio, pero sí una especie de caja de Pandora. ¿Qué quiere decir esto? Que, a partir del nacimiento del bebé, comenzará un efecto dominó que es perfectamente normal y que muchas madres pasarán al mismo tiempo que tú.

#1 Cambio radical en los niveles hormonales

Tal como sucede con el ciclo menstrual o durante el embarazo, el nacimiento del bebé marcará una serie de alteraciones en los niveles hormonales. Este cambio radical puede provocar algunos síntomas físicos -imperceptibles para algunas madres- como:

  • Decaimiento o depresión leve.
  • Mareos al levantarse de la cama.
  • Fatiga física (cansancio o pérdida de fuerza).
  • Confusión, problemas de memoria o despistes.

¿Deberías preocuparte? No. La mayoría de estos síntomas son normales justo después del parto. Poco a poco, notarás que tu cuerpo comienza a recuperar fuerzas y que todo vuelve a su estado natural.

#2 Pérdida repentina de peso

perdida de peso significativa

Más que pérdida de peso, lo que notarás es una reducción significativa del vientre. Eso sí: debes tener en cuenta que tu barriga no se verá tal como la recuerdas. Es normal que tengas estrías, flacidez y pérdida de tonicidad.

¿Deberías preocuparte? No. Recuerda que los músculos abdominales se distienden durante el embarazo. Con el paso del tiempo, la barriga recuperará tu tono y apariencia.

Lo que puedes hacer para acelerar este proceso es 1) practicar ejercicios de Kegel, 2) comenzar a moverte más (cuando hayas recuperado tus fuerzas y previa autorización del médico) y 3) llevar una alimentación equilibrada.

Ahora bien, es importante que tengas en cuenta algunos factores esenciales:

  • El cuerpo posparto pierde peso con menos facilidad. Sí, notarás que tu barriga se deshinchará con rapidez -eso es cierto- pero esto no significa que volverás a tu peso normal en un chasquido de dedos. Esta disminución de medidas es provocada por la reducción de la retención de líquidos, la expulsión de los loquios y la recuperación de la posición y medidas del útero; entre otras cosas.
  • Puede que tu abdomen no se vea exactamente igual al que solías tener antes del embarazo. Esto no significa que haya algo mal en tu cuerpo. Las estrías, por ejemplo, pueden ser casi imperceptibles o, por el contrario, bien marcadas. ¿Nuestra recomendación? Usa cremas hidratantes durante el embarazo y después del parto para mejorar la elasticidad de la piel y prevenir la aparición de estrías.

#3 ¡Hablemos de estrías!

entre los cambios del post parto aparecen las estrias

La variación hormonal del cuerpo posparto también produce modificaciones en la apariencia de las estrías ubicadas en la barriga, los pechos y caderas. La tonalidad de estas cicatrices cutáneas comenzará a cambiar de un amarronado a un rosa que terminará fijándose en un color ligeramente más claro que el de tu piel.

Consejo de Loop. Trata de no tomar sol justo después del parto. Acostúmbrate a usar bloqueador solar para no favorecer el oscurecimiento de las estrías.

#4 Sudoración excesiva

La sudoración excesiva en el cuerpo posparto es completamente normal y no debería asustarte. ¿Por qué sudas tanto? Pues, porque tu organismo está tratando de deshacerse del exceso de líquidos. La retención se reduce con la expulsión de la orina, los loquios y el sudor.

Consejo de Loop. Mantente bien hidratada y ¡cálmate! La sudoración excesiva desaparece unos días después del nacimiento del bebé.

#5 Pies más pequeños

Uno de los cambios en el cuerpo después del embarazo es la recuperación de las medidas normales del pie. Puede que recuerdes que, cerca del tercer trimestre, calzarte era una misión casi imposible.

¿Ahora? No tanto. Esto se debe a una respuesta natural del cuerpo de la que ya hemos hablado: la eliminación de retención de líquidos.

Consejo de Loop. ¡Aléjate de los tacones, al menos por ahora! Usa un calzado bajo y cómodo que no te presione demasiado para promover una buena circulación y evitar incomodidades.

#6 ¿Pechos más grandes?

Sí, esto es normal. ¿Por qué sucede? Porque el cuerpo posparto se prepara para la subida -y posterior bajada- de la leche materna. Aunque el cambio más radical asociado a la lactancia es el aumento de medidas de las mamas, también podrías notar diferencias en el tamaño o en la coloración de tus areolas y pezones.

#7 Mejoras en el cutis

cambios en el aspecto del cutis durante el post parto

¿Recuerdas que durante el embarazo tenías más granitos de lo normal? Pues, ¡podrás despedirte de ellos después del parto! Los niveles de las hormonas que provocaron esos cambios en el aspecto del cutis volverán a la normalidad, aunque no de inmediato.

Eso sí: las manchas del embarazo tardarán unos meses en desaparecer, al igual que el acné y otras imperfecciones.

Lo que sí notarás es que la piel de tu rostro se siente más suave y lisa. Con una buena alimentación -y con mucho descanso y noches de sueño- tendrás un mejor semblante.

#8 ¿Menos cabello?

Si notas un aumento en la caída del cabello después del parto, ¡no te asustes! Uno de los cambios en el cuerpo después del embarazo es justamente la pérdida del volumen capilar. Esta caída acelerada durará entre 2-5 meses.

Afortunadamente, tu melena volverá a ser tan radiante y voluminosa como antes. ¿Cuándo regresará a la normalidad? Aproximadamente, un año después del parto.

#9 Retracción uterina

Una de las transformaciones más grandes que suceden en el cuerpo posparto es la retracción del útero. ¿Lo verás? No, pero -sin duda- sucederá durante el puerperio.

Es normal que durante este tiempo aparezcan los loquios (un flujo vaginal similar a la regla que va cambiando de color y cantidad con el paso de los días), contracciones uterinas (leves o moderadas, conocidas como entuertos) y la recuperación del color natural de la vagina.

#10 Dolor de espalda

¿Te sientes más tensa que antes? ¡Es normal! Recuerda que el peso de las mamas aumenta, lo que influye directamente en la postura y en la tensión de los músculos de la espalda. Trata de hacer ejercicios de relajación y mantén la calma: estos dolores se irán en algunas semanas.

#11 Micción frecuente

O, ¡todo lo contrario! Los problemas de micción -es decir, incontinencia o dificultades para orinar– pueden aparecer en el cuerpo posparto. ¿Deberías preocuparte? No, a menos que la micción venga acompañada de dolor o del oscurecimiento de la orina. En ese caso, ¡consulta a tu médico tratante! Podrías tener una infección urinaria.

#12 Piernas descansadas

Uno de los cambios en el cuerpo después del embarazo es la vuelta paulatina a la normalidad de las medidas de las piernas y de las venas de las extremidades inferiores. ¿Por qué sucede esto? Porque el cuerpo ordena parar la retención de líquidos.

Por ende, no sentirás más esa sensación de piernas cansadas que experimentabas durante el último trimestre del embarazo. También notarás que el retorno venoso mejorará considerablemente.

#13 Subidas de energía

dones de energía 6 semanas después del parto

Hay varios cambios en el cuerpo después del embarazo asociados con la energía. Las primeras 24 horas, estarás cansada y un poco deprimida. En las 2-3 semanas posteriores, sentirás fatiga y pérdida de fuerza. Todo esto se debe al poco descanso, a la sobrecarga del organismo, a las variaciones de los niveles hormonales, entre otras cosas.

Sin embargo, después de unas 6 semanas del nacimiento del bebé experimentarás un subidón de energía. Te sentirás un 20 % más activa y con las suficientes fuerzas como para comerte el mundo.

Consejo de Loop. Si percibes otros cambios después del embarazo, como fiebre durante 2 o más días, loquios con un olor fétido o contracciones muy dolorosas, ¡llama a tu médico tratante! No te automediques.

Tu opinión nos importa ¡déjanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Estamos a tu disposición

¿Una pregunta sobre nuestros productos? ¿Una sugerencia? Contacta con nosotros, estamos aquí para ayudarte.

Envío rápido*

Envío gratis a España a partir de 30€. Encuentra toda la información en nuestra página ENVÍOS
*Salvo información especial en los productos

Devoluciones gratuitas

¿Problemas con la talla de tu braga? ¿Algún error con tu pedido? ¡No te preocupes! aquí estamos para encontrar una solución

Pago rápido y seguro

Haz tu pedido sin preocuparte, todos los pagos e informaciones de esta web son seguros.

Newsletter
un BONUS : -10%
Síguenos

Suscríbete a nuestra newsletter. Recibirás nuestras noticias, recomendaciones y mensajes de amor + un BONUS : -10% en tu primer pedido.

¡Registrado! Mira tus correos electrónicos ...;)