¿Qué es y cómo combatir el acné hormonal del SPM?

No esperes más para descubrir la nueva colección deportiva 💙

Descubre ya la nueva colección deportiva 💙

Gooo >

Acné hormonal del SPM – Cuando los granitos premenstruales son la regla

Según un artículo publicado en The Journal Clinical and Aesthetic Dermatology, al menos un 65 % de las mujeres notan un par de granitos nuevos antes de la regla. ¿La causa? La misma que hay detrás de la hinchazón, calambres y mal humor previo al periodo: el síndrome premenstrual (SPM).

Esos granitos dolorosos y repentinos se conocen en el mundo científico como acné hormonal del SPM. En este articulo, descubriremos los misterios detrás del acné premenstrual y también algunos trucos para aliviarlo un poco.

Pero primero, ¿qué es el acné premenstrual?

El acné premenstrual es uno de los tantos tipos de acné hormonal que existen en el mundo dermatológico. En apariencia, puede ser tan leve como 1-2 espinillas o tan fuerte como un brote moderado.

Este tipo de acné hormonal es similar al que aparece durante el embarazo o en plena crisis endocrinológica. La respuesta, como siempre, está en los niveles hormonales y su interacción con otras sustancias segregadas por el organismo.

¿Sabías que… el acné hormonal se manifiesta también en otras etapas, como la pubertad y la perimenopausia? Si bien no estaríamos ante un acné premenstrual, el origen es básicamente el mismo: un desequilibrio hormonal.

Causas del acné cómo síntoma del síndrome premenstrual

Un ciclo menstrual se lleva, en promedio, 28 días. Durante esos 28 días, habrá una fiesta hormonal en el cuerpo. En la primera etapa del ciclo, la progesterona hará su aparición (y será en grande). Sus niveles se elevarán hasta el límite para decrecer después de la ovulación.

Los niveles de estrógeno también fluctúan a lo largo del ciclo; así como las prostaglandinas que son segregadas por el organismo. Pero realmente la culpable de los granos hormonales del SPM es una hormona diferente: la testosterona.

Verás: antes y durante la regla, los niveles de testosterona alcanzan su pico máximo produciendo una serie de cambios en el cutis. Al combinar estas altas dosis hormonales con los efectos de la progesterona -que también estimula la producción de sebo cutáneo- obtenemos uno o varios poros obstruidos.

Si la testosterona sigue subiendo, las glándulas sebáceas de la piel secretarán aún más sebo, empeorando la condición. La grasa acumulada debajo de la superficie de la dermis (junto a la reacción inmunitaria del organismo) causará, además de hinchazón y picor, uno o varios granitos.

El tamaño, intensidad y aparición del acné hormonal dependerá de varios factores. Mientras que algunas mujeres no notan más que un brillo especial (producido por el extra de lubricación de las glándulas sebáceas) otras pueden sufrir de un brote de acné completo.

Hasta ahora, hemos visto los dos extremos. Sin embargo, muchas mujeres no desarrollan más que un par de espinillas o, en el peor de los casos, comedones blancos y pequeñas pústulas.

Recuerda. La testosterona no es una hormona 100 % masculina. Las mujeres también son capaces de producirla. La diferencia está en la concentración que, en el cuerpo femenino, es mucho más baja.

¿Cuándo aparece el acné premenstrual?

Podrás ver los primeros signos de acné hormonal durante el síndrome premenstrual, es decir, unos 7-10 días antes de la llegada de la regla. Justo en esta etapa, los niveles de estrógeno bajarán radicalmente abriéndole paso a la progesterona y testosterona.

La ciencia detrás del acné premenstrual es más simple de lo que parece: tanto la testosterona como la progesterona promueven cambios cutáneos. El cutis se sentirá más graso, segregará más sebo de lo normal y la piel se inflamará con facilidad.

¿El resultado? Uno o varios poros obstruidos con grasa, restos de maquillaje, polvo y suciedad que terminará cerrándose para crear un granito premenstrual.

Consejo de Loop. ¡No pellizques tus granitos premenstruales! Además de empeorar la situación, podrían quedarte marcas en la piel.

¿Cómo reconocer los granitos antes de la regla? Tipos de acné hormonal en el SPM

No todos los granitos premenstruales son iguales. Los más comunes son los comedones (puntos blancos que producen picor e inflamación) pero también podrían aparecer otros:

  • Pústulas. Es decir, los granitos de toda la vida. A diferencia de los demás, las pústulas son rojas, pequeñas y casi planas.
  • Puntos negros. También conocidos como comedones abiertos. La distinción entre un punto negro y un punto blanco o comedón clásico está en que no tienen cierre y quedan al ras de la piel. De ahí su apariencia.
  • Quistes de grasa. No son muy frecuentes, pero pueden aparecer durante el síndrome premenstrual, en especial si se tiene un problema de acné subyacente. Los quistes son bultos grandes, duros y dolorosos del color de la piel.
  • Pápulas cutáneas. Parecidas a las pústulas, pero con una diferencia: estos granitos están inflamados y pueden venir acompañados de ardor, sensibilidad o picor.

Ahora que ya conoces los tipos de acné hormonal del síndrome premenstrual, es momento de hablar de dónde aparecen. El cutis es la zona preferida de los granitos premenstruales, justo en la mandíbula, barbilla y cuello. No obstante, también podrían brotar en otros lugares, como la espalda.

Recuerda. El acné hormonal del SPM te permite tener una idea bastante clara de cuándo llegará la regla. No sería una mala idea comenzar a usar una braguita menstrual ante la primera señal.

¿Qué tan común es el acné hormonal en el síndrome premenstrual?

6 de cada 10 mujeres han tenido, tienen o tendrán acné premenstrual en cualquiera de sus formas y niveles de intensidad. Sin embargo, es más frecuente ante ciertos escenarios:

  • En el puerperio
  • Durante la pubertad
  • Después de la menarquia
  • Antes y durante la perimenopausia

Quienes sufren de trastornos endocrinos (como la diabetes, hipotiroidismo, hipertiroidismo, resistencia a la insulina, etc.) son más propensos a luchar contra el acné premenstrual.

Recuerda. Según las últimas investigaciones, el acné premenstrual suele ser más fuerte durante la adolescencia. No obstante, 54 % de las mujeres lo siguen experimentando en edad adulta.

¿Cómo combatir el acné hormonal del SPM?

Hay varias maneras de luchar contra el acné hormonal. Pero, ¡cuidado! El tratamiento adecuado dependerá de su grado, tipo, prevalencia e intensidad. Si tu acné hormonal es leve y no perjudica tu vida diaria, puedes seguir los siguientes consejos para reducirlo:

  • Cuidar el cutis. En especial, durante la tercera semana del ciclo menstrual (que es cuando los niveles de testosterona aumentan). Crea una rutina óptima de cuidado de la piel que incluya desmaquillante, algún gel limpiador, tonificante y crema hidratante. Recuerda escoger productos aptos para tu tipo de cutis. De lo contrario, podrías provocar el efecto contrario.
  • Protegerse del sol. El sol y el calor excesivo potencian los efectos del acné hormonal. Acostúmbrate a usar un protector solar con un factor de protección alto (+30 FPS) para evitar que se agrave el problema. Utilizar protector solar a diario también te ayudará a prevenir el envejecimiento prematuro y las marcas de acné. Así que será un ganar-ganar por donde quiera que lo mires.
  • Mantenerse activa. Hacer ejercicio o practicar algún deporte permite que la piel se limpie de manera natural, ya que los poros eliminan la suciedad y bacterias a través del sudor. ¡Ya tienes otra razón abandonar el sedentarismo!
  • Usar mascarillas faciales. Hay ingredientes naturales que previenen y combaten el acné hormonal. Nuestro preferido es la miel de abeja por sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias. Además, ¡deja la piel como una seda! Puedes aplicarla sola o con algunos copos de avena. ¡Te verás estupenda!
  • Prestar atención a la alimentación. Y también a la ingesta de agua. Hidrátate bien y trata de alejarte de los alimentos procesados, especialmente durante la segunda fase del ciclo menstrual.

¿Tienes un brote de acné premenstrual severo? En este caso, tu mejor opción será visitar al dermatólogo o a un naturopata. Algunas cremas con retinoides, hormonas y otras fórmulas han demostrado su eficacia en el control y tratamiento de las pústulas y comedones. Tomar la píldora anticonceptiva también podría ser una buena opción porque su composición controla las fluctuaciones hormonales.
Eso sí: recuerda que solo un especialista podrá determinar cuál es el tratamiento más adecuado para tu acné hormonal. Si intentas eliminarlo por tu cuenta, podrías terminar empeorando el cuadro.

Tu opinión nos importa ¡déjanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Estamos a tu disposición

¿Una pregunta sobre nuestros productos? ¿Una sugerencia? Contacta con nosotros, estamos aquí para ayudarte.

Envío rápido*

Envío gratis a España a partir de 30€. Encuentra toda la información en nuestra página ENVÍOS
*Salvo información especial en los productos

Devoluciones gratuitas

¿Problemas con la talla de tu braga? ¿Algún error con tu pedido? ¡No te preocupes! aquí estamos para encontrar una solución

Pago rápido y seguro

Haz tu pedido sin preocuparte, todos los pagos e informaciones de esta web son seguros.

Newsletter
un BONUS : -10%
Síguenos

Suscríbete a nuestra newsletter. Recibirás nuestras noticias, recomendaciones y mensajes de amor + un BONUS : -10% en tu primer pedido.

¡Registrado! Mira tus correos electrónicos ...;)