¿Qué esperar de la primera visita al ginecólogo? | Loop

No esperes más para descubrir la nueva colección deportiva 💙

Descubre ya la nueva colección deportiva 💙

Gooo >

¿Tu primera visita al ginecólogo está cerca? Qué esperar

Si se acerca la fecha de tu primera visita al ginecólogo, ¡no desesperes! Es normal que sientas miedo, nervios o ansiedad; pero pronto descubrirás que no hay nada que temer. Y es que, la primera consulta ginecológica es más común e inofensiva de lo que parece.

El especialista usará el espacio seguro de su consultorio para conocerte, despejar tus dudas y abrir tu historia médica. ¿Es posible que realice una evaluación física? Sí, pero ¡no te preocupes! De ser el caso, será un examen no invasivo y completamente indoloro.

Acudir al ginecólogo después de la primera menstruación es un ganar-ganar por donde quiera que lo mires. Por un lado, tendrás alguien con quién hablar sobre los cambios que experimenta tu cuerpo durante la pubertad y, por el otro, te asegurarás de que todo va como debería.

¿Ya eres una mujer adulta, pero tienes mucho tiempo sin visitar al ginecólogo? Entonces, esta guía también es para ti.

¿A qué edad debería tener mi primera cita ginecológica?

Lo ideal es que los padres o tutores legales programen la primera visita al ginecólogo en la menarquia, es decir, después de la primera menstruación. ¿Puede ser antes? Sí. Cuando una adolescente de 15 años o más no ha tenido su periodo, es importante que acuda al especialista para saber a qué se debe el retraso.

Aunque cada cuerpo avanza a su propio ritmo, hay edades tempranas y tardías para tener la primera menstruación. Un retraso o adelanto en comparación con las demás mujeres no es necesariamente malo o grave: por lo general, la causa es más inofensiva de lo que se piensa.

¿Qué esperar de la primera visita al ginecólogo?

Si acabas de tener la menarquia, la primera visita al ginecólogo será muy sencilla. De hecho, es posible que ni siquiera necesites una evaluación física.

Entonces, ¿qué esperar de la primera cita ginecológica? ¡Una conversación! Sí, así como lo lees. El médico usará esta primera consulta para conocerte un poco más. Después de abrir tu historia médica con tu nombre, apellido, edad, datos de contacto, alergias, enfermedades, etc.; te hará un par de preguntas:

  • A qué edad -o hace cuánto- tuviste tu primera regla.
  • Qué sientes antes, durante y después del periodo.
  • Cuál fue el primer día (fecha) de tu última menstruación.
  • Cada cuánto tiempo suele venir tu periodo menstrual.
  • Cuántos días -aproximadamente- dura tu regla.

El especialista también podría preguntarte otras cosas, como si ya has tenido relaciones sexuales y, de ser así, qué método de protección usaste o estás usando.

Como ves, ¡no hay nada que temer! Puedes abrirte al 100 % con el médico. Todo lo que digas en la consulta será privado (ni siquiera tus padres tienen por qué saberlo).

Consejo de Loop. Te recomendamos aprovechar este espacio para preguntarle al ginecólogo todo lo que quieras: si es malo dormir con tampones, qué color debería tener la regla; por qué sientes náuseas premenstruales, qué causa el acné hormonal; qué es normal y qué no; etc.

¿Tendré una exploración ginecológica en mi primera cita?

Lo común -al menos en el caso de niñas y adolescentes- es dejar la evaluación física para después. Sin embargo, solo el médico sabrá si el examen ginecológico es necesario o no. Todo dependerá de tu edad y de las respuestas que hayas dado durante el cuestionario.

Piensa que, si sueles tener menstruaciones abundantes y dolorosas -por poner tan solo un ejemplo- ¡el ginecólogo querrá ayudarte a vivirlas mejor! No obstante, para ello necesitaría echar un vistazo a tu cuerpo.

¿Cómo es la primera evaluación ginecológica?

Antes de comenzar con la explicación, debes saber que la primera evaluación ginecológica es completamente normal y no invasiva. ¿Traducción? No tiene por qué ser dolorosa o causarte temor. Teniendo en cuenta que el miedo es una reacción a lo desconocido, quizás conocer lo que sucederá en el consultorio ginecológico te ayudará a reducir la ansiedad:

  • Si tienes menos de 21 años, es probable que no necesites una exploración pélvica ni un test de Papanicolaou. ¿Tienes 21 años o más? En un par de minutos, retomaremos este tema.
  • ¿Cuál es el procedimiento si se trata de una niña o adolescente? Pues, en este caso, es bastante simple. El médico te pedirá que de tumbes en la camilla para realizar un eco pélvico.
  • ¿El eco pélvico duele? ¡Para nada! Te pondrán un gel en el vientre (estará un poco frío) y pasarán el aparato de imagenología por la zona. Este procedimiento es completamente indoloro. Así que, ¡relájate!
  • ¿Por qué se realiza un eco pélvico? Para ver de cerca los órganos de la pelvis. El ginecólogo anotará el tamaño del útero y examinará las caderas, los ovarios y las trompas de Falopio. ¡El examen terminará antes de que lo notes!
  • ¿Qué más puede ocurrir durante la primera visita al ginecólogo? Generalmente, el ginecólogo también tomará nota de tu presión arterial, temperatura, altura y peso corporal. ¡Esto es todo!

Dependiendo de tu edad, podrías tener también una revisión mamaria. ¿Qué es una revisión mamaria? Un examen visual y táctil que sirve para comprobar el tamaño de las mamas, su simetría y conformación.

En este punto, el ginecólogo te enseñará a hacer una exploración mamaria por tu cuenta. No hay nada que empodere más a las mujeres que conocer su propio cuerpo al 100 %. Así que, cuanto antes aprendas, ¡mejor!

Tengo 21 años o más: ¿cómo será mi primera cita con el ginecólogo?

Los exámenes ginecológicos de rutina incluyen la realización del ultrasonido (eco), además de una evaluación pélvica y mamaria. Si tienes 21 años o más y ya has tenido relaciones sexuales, se recomienda que acudas al ginecólogo cada 1-3 años.

El comienzo de la consulta será el mismo que en el caso anterior: abrir la historia clínica, hablar un poco sobre tu menstruación y sobre la duración del ciclo menstrual, etc. También tendrás que indicar si sufres de alguna enfermedad (como diabetes o asma, por ejemplo) y el método anticonceptivo que sueles usar.

¿Qué pasará después? Una vez que haya culminado esta primera parte, el ginecólogo dejará el consultorio para que puedas cambiarte de ropa. Después de ponerte la bata de exploración médica, volverá a entrar para comenzar con el examen físico.

Paso a paso del examen ginecológico físico

Si estás en tu primera evaluación con el ginecólogo, es posible que no sepas qué sucederá de aquí en adelante. De ser este el caso, ¡no te preocupes! En Loop, ¡te lo decimos todo!

#1 Evaluación médica general

La primera parte es similar a cualquier otra cita médica. El ginecólogo medirá tu frecuencia cardíaca y respiratoria, presión arterial y temperatura. ¡Nada fuera de lo normal!

#2 Evaluación de las mamas

Si es tu primera cita ginecológica y ya tienes más de 21 años, el médico querrá examinar tus mamas. ¿Cómo lo hará? Tal como en el caso anterior: palpando sistemáticamente cada seno para detectar anomalías o bultos inusuales.

Consejo. ¿Todavía no sabes hacerte el autoexamen mamario? Pídele al médico que te muestre cómo hacerlo. Después de la cita, ¡serás una experta!

#3 Examen externo de los genitales

Luego de revisar las mamas, el ginecólogo te pedirá que te sientes al borde de la camilla. Una vez que te tumbes boca arriba y pongas los pies en los estribos, comenzará a examinar los genitales externos (la vulva).

¡Que no te dé vergüenza! Piensa que este examen es tan solo una parte de ser mujer (y es muy importante para tu estado de salud). ¿Por qué el ginecólogo examina la vulva? Pues, para asegurarse de que no haya ninguna anomalía, como:

  • Cortes
  • Verrugas
  • Erupciones
  • Hinchazón de la vulva
  • Crecimiento anormal del vello púbico

#4 Examen pélvico interno

En este punto, el médico usará un espéculo (una herramienta similar a un tubo que se abre para separar ligeramente el canal vaginal). ¡No te asustes! No duele nada. Primero, el espéculo estará lubricado (no sentirás dolor, quizás solo un poco de frío). Segundo, solo ocupará 2/3 de tu canal vaginal.

Si el ginecólogo lo considera apropiado, tomará una muestra del fluido vaginal para comprobar que no haya infecciones. Esto puede suceder si te quejas de picores, ardores, malos olores o un flujo vaginal anormal.

Cada cierto tiempo, el médico aprovechará el examen para hacer también un Papanicolaou. ¿Cómo lo hace? Cogiendo una diminuta muestra de las células del cuello uterino.

Nota. Por lo general, la toma de muestras es indolora. ¡Ni siquiera sentirás el hisopado! Lo máximo que podrías experimentar es cosquillas y, ante mucha sensibilidad, un ligero hormigueo.

#5 Examen pélvico manual

Para finalizar, el ginecólogo efectuará un examen pélvico manual. Esto le ayudará a determinar el tamaño del útero y asegurarse de que no haya anormalidades o dolor en los ovarios o en las trompas de Falopio.

¿Duele? Realmente, no. Recuerda que el médico tendrá guantes y usará lubricación. Sin embargo, podrías sentir algo raro. ¿Por qué? Mientras el ginecólogo palpa la vagina, presionará suavemente el bajo abdomen. Esto podría generarte una sensación de incomodidad.

Consejo de Loop. La exploración ginecológica no debería doler. Si sientes dolor o punzadas, ¡comunícaselo al médico inmediatamente!

#6 Final de la evaluación ginecológica

Cuando la exploración finalice, podrás sentarte como normalmente lo haces y escuchar las observaciones de tu médico de confianza. Si tienes alguna pregunta sobre las pruebas, ¡este será el momento perfecto para hacerlas!

Recuerda. ¿Crees que la cita con el ginecólogo es muy larga? ¡Es una ilusión! Lo cierto es que todo esto sucede en menos de 15 minutos.

¿Cómo prepararme para la cita con el ginecólogo?

Técnicamente, no debes hacer nada. No necesitas ir depilada o lavar tu zona íntima con algún producto especial (recuerda que debes proteger el pH de tu vagina). Lo que sí te recomendamos es tener a la mano:

  • Información sobre tu ciclo menstrual. Si no sabes calcular la duración de tu ciclo, bastará con que lleves las fechas de inicio de tus últimas tres reglas.
  • Información sobre tu flujo menstrual. Si tienes dudas sobre el volumen o color de tu menstruación, ¡tenlas en mente para despejarlas con el ginecólogo!
  • Información sobre tus síntomas premenstruales. O también de cualquier otro síntoma asociado a la llegada de la regla. Hablamos de calambres, dolor de cabeza, fatiga, cambios de humor, etc.
  • Información sobre tu vida sexual. Es decir, si eres activa sexualmente hablando, qué método de protección utilizas, entre otros.

En caso de dudas sobre tu ciclo menstrual o del periodo en general, anótalas para que no se te olvide hacerte las preguntas al ginecólogo.

¿Cada cuánto tiempo debo acudir al ginecólogo?

Generalmente, se recomienda acudir al ginecólogo cada 1-3 años después de que se comiencen a tener relaciones sexuales. Sin embargo, cada vez son más los padres que siguen este patrón con sus hijas adolescentes. De esta manera, las ayudan a prepararse para el futuro.

Como dijimos anteriormente, no siempre se realiza un examen físico, incluso si se es mayor de 21 años y se mantiene una vida sexual activa. Los exámenes pélvicos suelen realizarse cada 3 años.

¿Con qué frecuencia debo hacerme un Papanicolaou?

Las citologías (examen de Papanicolaou) comienzan a partir de los 21 años de edad y se efectúan cada 3 años, aproximadamente.

Después de la citología, podrías manchar un poco. ¡No te alarmes! Es perfectamente normal. ¿Nuestra recomendación? Usa tu braguita menstrual preferida por un par de días -incluso si tu menstruación no está cerca- para mantenerte seca y protegida.

Tu opinión nos importa ¡déjanos un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Estamos a tu disposición

¿Una pregunta sobre nuestros productos? ¿Una sugerencia? Contacta con nosotros, estamos aquí para ayudarte.

Envío rápido*

Envío gratis a España a partir de 30€. Encuentra toda la información en nuestra página ENVÍOS
*Salvo información especial en los productos

Devoluciones gratuitas

¿Problemas con la talla de tu braga? ¿Algún error con tu pedido? ¡No te preocupes! aquí estamos para encontrar una solución

Pago rápido y seguro

Haz tu pedido sin preocuparte, todos los pagos e informaciones de esta web son seguros.

Newsletter
un BONUS : -10%
Síguenos

Suscríbete a nuestra newsletter. Recibirás nuestras noticias, recomendaciones y mensajes de amor + un BONUS : -10% en tu primer pedido.

¡Registrado! Mira tus correos electrónicos ...;)